Mi intención es abrir una pequeña ventana, a través de la cual compartir imágenes e información sobre este mundo que nos apasiona y al que dedicamos nuestro tiempo libre: las aves y la naturaleza.

domingo, 25 de agosto de 2013

SERRA DO SUIDO

En verano, y con las playas atestadas de gente, en la comarca del Salnés no hay muchas zonas donde pasar una tarde observando aves. 
Hace unos años y gracias al magnífico blog de Oscar Martínez Roza ( Aves no sur da dorsal galega ), empecé a interesarme por la Serra do Suído, y procuro acercarme al menos un par de veces al año para disfrutar de sus impresionantes paisajes y ver otras especies de aves.
El sábado por la tarde fuí con la intención de ver buitres ya que últimamente son frecuentes en el lugar. Antes de llegar al parque eólico pude ver gracias a los prismáticos, un ejemplar posado a unos tres kilómetros de distancia que de otro modo pasaría desapercibido, aunque demasiado lejos, por lo menos ya tenía la cita.
Continuando la subida por la pista, un pequeño grupo de perdices comunes salió de la cuneta y correteaban delante del coche hasta que decidieron apartarse y pude hacerles unas fotos.





Alectoris rufa

En la parte alta de la montaña se puede  ver el Alcaudón dorsirrojo, había varios pollos recién volados que posaban contínuamente en las alambradas.

Lanius collurio
Mientras observaba los alcaudones, apareció sobrevolando una vaguada un Aguilucho cenizo              ( Circus pygargus ) que buscaba alguna presa entre la vegetación.

Circus pygargus
Las tarabillas eran lo mas abundante que podía ver a lo largo de la carretera. También me encontré con tres Ratoneros comunes ( Buteo buteo ) que con el fuerte viento del norte planeaban igual que un cernícalo.

Buteo buteo


Mas tarde decidí dar un paseo andando por las pistas, cargado con el telescopio y la cámara; un cernícalo distante se movía de un lado a otro, también intentando hacer presa. 
Al cabo de una media hora caminando por el fondo de una vaguada escuché un graznido de cuervo en la parte media de la ladera, y también unos chasquidos que me pusieron alerta. Sigo caminando y a través de la vegetación de tojos puedo ver un bando de buitres que estaban alimentándose ya que el olor a carroña era muy fuerte. Al darse cuenta de mi presencia empezaron a moverse y no tardaron en levantar el vuelo poco a poco. La mayor parte eran Buitres leonados ( Gyps fulvus ) y entre ellos había algún Buitre negro ( Aegypius monachus ) . Tuve la suerte de poder fotografiarlos y verlos desde tan cerca ( unos 50 metros).  Después se concentraron cicleando y se podían contar 37 ejemplares ( 3 de ellos eran Buitres negros ).



                             En la foto ampliada se pueden ver tres juveniles de Buitre negro.







Aegypius monachus



                                       Treinta y siete ejemplares sobrevolando los aerogeneradores


Por último, rumbo a casa pero todavía en las inmediaciones de la sierra apareció un Aguila culebrera ( Circaetus gallicus ).

Circaetus gallicus


sábado, 17 de agosto de 2013

TRINGAS

Hola, después de unos meses POR FIN  puedo hacer una entrada, y espero sea el comienzo de la temporada porque tiene muy buena pinta.
Hoy, en compañia de Juan Carlos Cabrero acudimos a la llamada de Emilio Martínez, que ayer descubrió un Archibebe fino ( Tringa stagnatilis ) en el Esteiro da Chanca en Dena.
Cuando llegamos, Emilio nos estaba esperando y nos dice que no lo tenía localizado, pero que al menos podíamos ver dos Andarríos bastardos ( Tringa glareola ), y efectivamente, no tuvimos mas que andar unos metros cargados con nuestros equipos para poder observarlos en los serpenteantes regatos que discurren cerca del paseo.


                                                          Tringa glareola

Les saqué una buena serie de fotos a través del telescopio pero ya en casa ví que no había tenido suerte, la mayoría salieron movidas y tampoco ayudó que tuviéramos el sol en contra, pero sirven como documento o recuerdo.
La marea empezaba a bajar con fuerza y debíamos intentar localizar al Archibebe fino, porque era posible que volase muy lejos hasta donde el mar dejaba los bancos de arena al descubierto, y nos movimos rápido. Después de casi media hora pudimos localizarlo a unos 200 metros, alimentándose entre Archibebes comunes ( Tringa totanus ) y Archibebes claros ( Tringa nebularia ) y ver la diferencia de tamaños, de plumaje y también de comportamiento.


                                                              Tringa totanus




                                                        Tringa nebularia

En un intento de verlo mas cerca desde otra zona, ya lo perdimos de vista definitivamente. " A cambio " localizamos un Archibebe oscuro ( Tringa erythropus ), que tampoco es muy frecuente; aún conservaba unas pequeñas manchas negras en los costados, restos del plumaje nupcial.


                                                           Tringa erythropus  (foto de archivo)
 
Fué una tarde lucrativa ya que tuvimos la suerte de sumar una nueva especie a la lista, además de en poco tiempo y espacio ver cinco especies diferentes del género Tringa.

Hoy 19 de Agosto volví a acercarme a Dena sobre las 19.30 h. y, aunque lejos, pude sacarle unas fotos al A. fino que edito en esta entrada.





                                                        Tringa stagnatilis